Blog de Alergito 5

Hola amigossss!! Què ganas tenía de venir a contarles!!

Recién llego, Estoy felizzzz.

Fuimos todos, hasta Caro,  para escuchar la opinión del Dr  Natalio.

El lugar era grande, y nos acomodamos alrededor del escritorio. Los abuelos jadeaban un poco, por tanta premura por subir la escalera, y mis papis me llevaron casi en andas, como si fuese un victorioso triunfador en un final  de  campeonato.

El Dr Natalio, con una sonrisa pegada en su rostro, escuchó a cada uno de los asistentes. Hasta Carolina intervino, diciendo que quería hacer pis.

Luego de ponerme un aparatito en el corazón, y de hacerme soplar  en un instrumento  que sirve para saber cuánta fuerza tengo en los bronquios, nos dijo que….el deporte es muy bueno para los asmáticos

Grandeeeee Docccc, vamos ganandoooo!!!!.

Nos contó que muchos de los campeones mundiales de natación, son o han sido asmáticos y que es un excelente deporte para los que tenemos este tipo de problemas.

Natación???, NATACIÓNNNN???, Casi me puse a llorar,, Yo no quería natación. Maradona no hace natación.. No es lo que yo quiero.

El doc seguía hablando,, hablando,, hablando, pero casi yo no escuchaba,, estaba destruido.. Tantas ganas de verlo para que se pusiera de mi parte,, y me salía con natación?

Con mucho esfuerzo, conteniendo mis ganas de llorar, volví a escucharlo…y en ese momento estaba diciendo que  FUNDALER, que es un lugar que él mismo fundó hace muchos años para ayudar a otros pibitos que tenían mi mismo problema, tiene un sitio  al que van los chicos asmáticos para hacer ejercicios, que los controlan permanentemente, y que incluso participan en campeonatos, tanto en Buenos aires, como en distintas partes del mundo. De pronto, como si sucediera mágicamente, por haber cerrado muy pero muy fuerte mis ojos, y haber apretado muy pero muy fuerte los puños d mis manos ( porque mis papis me dicen siempre que si hago eso  muchas veces, cuando quiero algo, finalmente se cumplen mis deseos), escuché que el Doc mencionaba la palabra FUTBOL.

Volví a atenderlo,, volví a escucharlo  y era cierto,, no era mi imaginación, noooo, era ciertooooo

El Doc decía:”… y claro,, entre los deportes, por supuesto, también pueden jugar al futbol..”  Siguió hablando, hablando,, hablando, pero yo ya no escuchaba.. Me retumbaban esas  cinco palabras.. “también pueden jugar al futbollllll”. Goooooolllllll pensaba, imaginándome mi primer golazo corriendo como un ganador alrededor de la canchita de enfrente, mientras mis amigos me aplaudían con la boca abierta, sorprendidos,, maravillados por mi destreza.

De pronto un silencio increíble en la salitaa. Abuela muda, mamá sentada al borde de la silla, con las manos apretadas,, mirando hacia cualquier parte, como preparándose para el contraataque.. Mi viejo, sonriendo, el abue contentísimo, mirándome con ese amor con el que siempre me mira,, como recordándome.. ( como si yo justo lo necesitara), que está de mi lado…

El Doc, seguía sonriendo… ahora que pienso, jamás dejó de hacerlo, mientras me explicaba que podría jugar luego de soplar un aparatito , que el llamó pico flujo, y me dijo que debo saber usar bien el puf, que mucha gente lo usa mal, que no les enseñan, y así como es algo bueno,, también puede producir trastornos.

El arreglo con el Doc al final, fue que yo juegue, pero antes sople el pico flujo,, use el puf en los horarios que debo hacerlo,  siga bien el tratamiento contra alergia que el me va a  ir haciendo, y que siempre siempre  tenga mi puf en el bolso,, por si en algún momento, me agarrara fatiga.

Fue un acuerdo justo con el Doc.

Mis amigos no usan puf, pero en el  cole la seño ya les explicó para que es, porque varias veces me vieron usándolo. Ya no me preguntan nada, y son tan macanudos que cuando vamos a cualquier lado siempre alguno de ellos se asegura de que lo tenga en mi mochila.

Puedo jugar al futbollllll!!!!! Dijo el doc que con el tiempo, es muy posible que mi asma desaparezca , y entonces siii, yo serè como Maradona.

Papi dice que estaría genial, porque Maradona tiene la guita loca y eso nos vendría fantástico.

A mí la guita me sirve para ir al kiosco  y llenarme de chocolates.  Pobre  Caro  se queda llorando porque ella no los debe  comer…

Chau amigosss,, hasta la próximaaa.

Alergito.