¿Qué es la Alergia?

Es una reacción del organismo a sustancias con las que habitualmente estamos en contacto y que en una persona normal son totalmente toleradas.

Estas sustancias pueden estar permanentemente en contacto con nosotros, como sucede con el polvo, ácaros, pelos de animales, hongos de la humedad, algunos alimentos o en forma estacional, tal el caso de los pólenes.

¿Las Alergias son frecuentes?
Hoy 1 de cada 5 personas es alérgica. Incluso en algunos países estas cifras son mayores pudiendo decirse que 1 de cada 3 personas, y aún más presenta éstas enfermedades.

Si bien el Asma, la Rinitis Alérgica, la Urticaria y el Eczema son las enfermedades alérgicas más frecuentes podemos decir que son múltiples las manifestaciones alérgicas, ya que la reacción alérgica puede producirse en cualquiera de los órganos del ser humano. Los síntomas de Alergia más frecuentes son: Estornudos, secreción nasal líquida, tos seca y persistente, Dificultad para respirar, silbidos en el pecho, lagrimeo, picazón y enrojecimiento de los ojos, Diarrea y vómitos, Dolores de cabeza, Cólicos abdominales.

¿Quién tiene Alergias?
Aquellas personas predispuestas. Cuanto mayor sea la predisposición más tempranamente se desencadenarán las enfermedades alérgicas. Si bien las alergias son de aparición más frecuente en los niños, sobre todo en los dos primeros años de vida, estas enfermedades pueden manifestarse por primera vez en el niño mayor, el adolescente, el adulto y aún en la vejez.

 

¿Por qué se producen las Alergias?
El sistema inmune produce anticuerpos para defenderse de las sustancias extrañas. Eso nos permite defendernos de los gérmenes, virus y otras sustancias agresivas. Pero el sistema inmunitario de los alérgicos, además de estos anticuerpos defensivos, produce en cantidad elevada unos anticuerpos denominados Ig.E que son los que provocan las reacciones alérgicas. Los elementos que producen alergias reciben el nombre de alérgenos.

La Ig.E se pega a las membranas de unas células que están cargadas con Histamina y otras sustancias capaces de inducir la reacción alérgica, como las prostaglandinas y los leucotrienes. La unión de la Ig.E anticuerpo a las células y la de los alérgenos a la Ig. E, determina la liberación de esas sustancias y el desencadenamiento de las alergias.

Cuando la liberación brusca de histamina se produce en forma brusca y en importantes cantidades, se produce una reacción severa que se denomina shock anafiláctico. El paciente suele tener enrojecimiento e hinchazón de la piel en la mayor parte del cuerpo (edemas de párpados, orejas, manos, pies, testículos, etc.) Con ronchas urticarianas en piel, picazón intenso, hinchazón o edema de lengua, sensación de ahogo por edema de la laringe, dolores de vientre, espasmo bronquial, descenso brusco de la presión arterial y taquicardia.

Documentación sobre alergias

Catálogo de Alérgenos

Manual de alergias infantiles